Padua

Padua es una de las ciudades más encantadoras y dinámicas de Italia. El centro histórico cuenta con una rica arquitectura medieval, renacentista y moderna; aquí una fascinante mezcla de lo histórico y lo nuevo, de tradiciones centenarias y ritmos metropolitanos crea una atmósfera única. Los palacios medievales, las iglesias y las calles empedradas emanan un sentido de historia y cultura, las tiendas, los mercados y los locales, una vitalidad brillante y una vida moderna vibrante. Bienvenidos a Padua, una ciudad con un vasto patrimonio cultural y artístico!

Guía de viaje a Padua

Padova o Padua tiene una gran tradición artística y cultural. Desafortunadamente, la ciudad ni siquiera está en la mayoría de las listas de viajeros de Italia, lo que es una gran lástima, ya que la ciudad y su territorio circundante ofrecen un patrimonio de arte, villas, castillos, iglesias medievales sin igual, así como el dulce paisaje de las colinas de Euganei. A las afueras de la ciudad se encuentra también el pueblo medieval de Arquà Petrarca, llamado así por el poeta Petrarca que se asentó aquí, y el llamado Versalles de Italia, Villa Pisani.

Primeras paradas en Padua

La mayoría de los turistas y peregrinos que visitan Padua seguramente verán la famosa Capilla Scrovegni o Arena con los famosos frescos de Giotto, así como la sólida Basílica de San Antonio del siglo XIII (imagen de arriba). Pero tal vez no sepas que la Universidad de Padua es una de las más antiguas de Europa y fue fundada en 1222. En el Palazzo Bo se puede ver incluso la silla de Galileo Galilei que estudió aquí desde 1592 hasta 1610.

A 60 segundos a pie de la Basílica de San Antonio se encuentra el Jardín Botánico de Padua, el jardín universitario más antiguo del mundo. Fundado en 1545, se llamaba originalmente Giardino dei Semplici, lugar de cultivo de hierbas y plantas medicinales. Busque la interesante colección de plantas raras, como la palmera plantada en 1585. Fue comentado por Goethe cuando hizo una visita. Hoy en día se puede disfrutar de un café en la espaciosa zona de recepción de cristal.

Centro Histórico Majestuoso

El centro histórico siempre ha sido el corazón cívico, político y económico de la ciudad. El mismo centro está situado alrededor del Palazzo della Ragione, donde surgió el foro romano. Construido en 1218, fue la sede medieval de la Podestà y de la Corte de Justicia. La zona sigue vibrando con prósperos mercados de frutas, verduras, quesos y carnes que flanquean la Piazza dei Signori, la Piazza della Frutta y la Piazza delle Erbe.

Otros edificios municipales alrededor de las plazas también han sido importantes para la historia de la ciudad e incluyen el Palazzo degli Anziani con la Torre degli Anziani, el Palazzo del Consiglio (1283) y ni siquiera hemos mencionado el Café Pedroccchi, el Prato della Valle (imagen de arriba), la Basílica de San Giusitina, donde se pueden visitar 5 santos, y la Piazza del Duomo, donde se encuentra el impresionante Baptisterio (imagen de abajo).

Jardín Botánico

El Jardín Botánico de Padua es el jardín botánico universitario más antiguo del mundo. Fueron fundadas en 1545 con el objetivo científico de cultivar plantas o "simples" con fines medicinales. De ahí el nombre de'Horti Simplicium'. Hoy en día es un Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Hoy en día, hay más de seis mil tipos de flora y el visitante puede caminar a través de diferentes ambientes naturales, cada uno con su propia especie.

Este es el caso de las suculentas y un invernadero tropical para orquídeas. Las colecciones específicas incluyen carnívoros, venenosos y plantas traídas por primera vez a Italia por el Jardín Botánico.

De especial interés son las plantas raras de las colinas Euganeas cercanas. El poeta italiano Leopardi se inspiró en las escobas por su capacidad de colonizar ambientes desnudos e inhóspitos, como ocurre a menudo en las cuevas abandonadas de las colinas Euganeas. Otras plantas típicas de las Colinas Euganeas son el árbol de Judas (Cercis siliquastrum L.), la rosa de las rocas (Cistus salvifolius L.) y la dittanya (Dictamnus albus L.)".

La planta más antigua tiene más de 400 años. Es conocida como la Palma de Goethe porque inspiró al poeta alemán durante su visita en 1786. El Jardín Botánico de Padua también diseña un itinerario especial durante los meses de verano para ciegos y discapacitados visuales.

10 cosas que hacer en Padua

¿Le gustaría visitar Padova, pero sólo tiene uno o dos días disponibles? Padova ofrece una gran variedad de vistas. Si decide visitarlo, significa disfrutar de itinerarios clásicos con frescos de Giotto, museos históricos, el centro histórico de la ciudad con sus encantadores edificios y su sede institucional. Las iglesias y los monumentos dan un sentido de la historia y la cultura; las tiendas, los mercados y los lugareños, una vitalidad chispeante y una vida moderna vibrante.

Como hay tantos lugares que vale la pena visitar, decidimos crear esta sección para dar algunos consejos e ideas sobre puntos de interés e itinerarios a aquellos que tienen poco tiempo disponible, pero un gran deseo de conocer.

1. Capilla Scrovegni

Cappella Degli ScrovegniEl ciclo de frescos de la Capilla Scrovegni es considerado una de las obras maestras del arte de la pintura italiana y europea del siglo XIV. Es el ciclo más completo y mejor conservado de frescos pintados por el maestro toscano Giotto. Colores y luz, poesía y patetismo. Dios y el hombre. Naturaleza e Historia, Sentimientos Humanos y Fe se mezclan en un estilo único e inimitable, que transformó totalmente el lenguaje del arte occidental.

2. Basílica de San Antonio y Prato della valle

Basílica del SantoLa Basílica de San Antonio, a menudo llamada Basílica del Santo, es un complejo edificio religioso señorial que se inició en 1232, un año después de la muerte de San Antonio. El exterior de la Basílica es una mezcla de estilos lombardo, toscano y bizantino; las 8 cúpulas y las 2 campanas están construidas en estilo oriental. Se dice que el ángel dorado en la cúpula más alta gira siguiendo los vientos, dando así un pronóstico meteorológico exacto. Los 3 portales de bronce de la fachada fueron proyectados por Camillo Boito (1895).

3. Palacio Ragione

El Palacio de la Ragione fue construido en 1218 y ampliado en 1306. Hasta 1797 fue utilizado como salón de actos del ayuntamiento y palacio de justicia (de ahí el nombre de la Ragione, que significa razón). El piso superior, llamado el Salone, es una vasta sala, una de las mayores salas medievales del mundo (mt. 81x27x27x27). Tiene un hermoso techo de madera y está decorado con un asombroso ciclo de frescos que representan las teorías astrológicas de Pietro d'Abano, profesor en la Sorbona de París y más tarde en la Universidad de Padua en el siglo XIII.

4. Universidad y Café Pedrocchi

Cortile anticoLa sede histórica del Palazzo Bo de la Universidad de Padua conserva un extraordinario patrimonio arquitectónico, histórico y cultural.  El complejo que vemos hoy en día es el resultado de la restauración de una serie de edificios que reunían antiguas torres medievales y palacios renacentistas. El antiguo patio con un doble orden dórico e iónico de arcadas es de Andrea Moroni (mediados del siglo XVI), el Teatro de la Anatomía, fue construido en 1594 por el famoso profesor de Anatomía Gerolamo Fabrici d´Acquapendente, la Sala dei Quaranta está decorada con los retratos de 40 personajes famosos que estudiaron en la Universidad y conserva la silla original Galileo´s, el Aula Magna del siglo XVIII fue renovado entre 1854 y 1856 y en 1942 (por el arquitecto Giò Ponti).

5. Sottosalone

En el vibrante corazón de la ciudad se encuentra el impresionante Palazzo della Ragione (Sede de la Justicia), con su magnífica sala colgante con frescos del siglo XV. En la planta baja, alberga varias y pintorescas tiendas típicas ubicadas en dos galerías que recorren el edificio. Aquí se puede degustar y comprar comida y vinos típicos. Una especie de antiguo mercado, normalmente llamado Sotto-Salone (Bajo el Salón) por los ciudadanos locales. (Fotos: Archivio Padova Terme Euganee Convention & Visitors Bureau)

6. Jardín Botánico

Orto Botánico: El Jardín Botánico de Padua data de 1545 y está considerado como el jardín universitario más antiguo del mundo. Desde su fundación se dedicó al cultivo de plantas medicinales, ya que constituían la mayor parte de los "simples", es decir, los remedios obtenidos directamente de la naturaleza sin necesidad de ningún otro brebaje: por esta razón se denominó "Hortus Simplicium". El primer cuidador del jardín fue Luigi Squalermo, llamado Anguillara.

7. Spritz y cena típica

Para conocer a fondo una ciudad es inevitable degustar sus platos típicos, elaborados con productos genuinos de la tierra paduana: en uno de los muchos lugares del centro histórico, sin duda tendrá que degustar los famosos platos hervidos y otros basados en carnes blancas y verduras de temporada, la tarta de San Antonio, por nombrar sólo algunos.

Pero lo que quedará sobre todo en el recuerdo de su estancia en esta fantástica ciudad es el rocío, el aperitivo típico hecho con vino Prosecco, que para los Padua es sin duda un ritual que precede a la cena, pero es también y sobre todo un momento de compartir y de agregación, para los jóvenes, pero no sólo....

8. Vías navegables en barco

Érase una vez una ciudad donde la gente se movía por gondole, burci y mascarete (barcos típicos) a lo largo de canales internos, llevando gente y mercancías a lo largo de las vías fluviales y bajo los puentes.....vamos a descubrir Padua y sus vías fluviales.

9. Un paseo por el gueto

El barrio llamado "Ghetto" está marcado por via Barbarigo, Manin, S. Canziano, Roma y Marsala y en el pasado se podía llegar a él a través de las cuatro puertas situadas en dirección a los puntos cardinales. A partir de 1603, la joya pataviana se vio obligada a vivir en el gueto y a respetar el toque de queda nocturno.

Cerca de sus casas, abrieron tiendas y comercios de artesanía. La sinagoga, aún en uso, existe desde mediados del siglo XVI. La zona es fácil de reconocer gracias a sus calles estrechas y a sus edificios verticales. Paseando por las calles del Ghetto, hay que hacer una parada para degustar en los bares locales.

10. Compras

Cada ciudad merece ser descubierta no sólo por sus monumentos, sino también por sus tradiciones y su ritmo de vida: ¡ésta es la manera correcta de conocer el verdadero alma del territorio!

Deja un comentario